Página en Facebook o página web

A la hora de emprender un negocio en internet muchas personas optan por usar una página de empresa en Facebook como principal medio para difundir su marca. Por otro lado, otras personas prefieren los sitios web (comúnmente llamados “Páginas web”) para crear su presencia en internet.

Pero, ¿Cuál es mejor? En esta entrada de blog descubriremos las ventajas y desventajas de cada opción, a partir de realizar una comparativa entre tener un sitio web/página web o una página en Facebook (fan page).

Página en Facebook o Página Web

Una fan page suele ser un buen complemento a una página web. Aunque, tener una Fan Page no implica necesariamente tener que hacerse una página web. Como muchas decisiones en la vida, es bueno salir del pensamiento binario que nos induce a elegir “una de dos”. En este caso,  Fan Page o página web.

Fan Page

Una Fan Page depende de Facebook y como sabemos Facebook tiene sus términos y condiciones, reglas y limitaciones a las que debemos amoldarnos.

facebook politicas

Si bien se puede elegir en cierta medida que elementos mostrar es muy limitada la forma de disponer la información.

fanpage

Con una fan page se obtiene interacciones, como por ejemplo, “me gusta”, compartidos, y seguidores. Aunque, tener un mayor número de interacciones no es lo mismo que tener más ventas.

La gran desventaja de Facebook es que cada vez es más difícil ser encontrado sin invertir en publicidad. Necesariamente, tendrás que recurrir a Facebook Ads, estableciendo una estrategia que incluya un presupuesto mensual en publicidad para poder llegar siempre a nuevo público y mantener el vínculo con los fans.

Sitio web

Un sitio web proporciona una identidad de marca propia en internet. Tener una página web implica que posees contenido propio lo que te permite (con una estrategia adecuada de SEO) posicionarte en los motores de búsqueda como Google, Yahoo, o Bing.

A la vez, una página web es una vidriera  abierta las 24 hs del día, los siete días de la semana. Tu sitio web puede ser visitado por personas de cualquier parte del mundo, incluso te permite adaptar el contenido a distintos idiomas fácilmente, y configurar facilidades de pago y envíos a distintas zonas.

Con un sitio web, se acercarán personas con real interés en tu producto o servicio lo que permite una maximización de los recursos en publicitarios.

Si se cuenta con opciones de venta en el sitio se pueden medir resultados, e incluso conocer comportamientos del usuario en el sitio, para mejorar el proceso de compra. De este modo, se busca que los clientes puedan acceder a la información y comprar los productos de manera cómoda y rápida.

A su vez, se pueden incorporar un sinfín de herramientas, como botón a Whatsapp, Chat en Vivo, distintos formularios, y catálogos. Un sitio web permite tener un correo electrónico corporativo asociado, blog propio (importante en la estrategia SEO), y apartados para responder preguntas frecuentes.

Tener un sitio web es la piedra angular de una estrategia de marketing digital basada en objetivos concretos y medibles.